lundi 5 mai 2008

NUESTRA PRÓTESIS DIPLOMÁTICA

El debate surgido en el blog de O-lu, tras un artículo publicado en la revista Semana según el cual los diplomáticos ganaban una miseria (algo que fue refutado con claros argumentos por todos aquellos que participaron en la discusión), dejó en el aire la inquietud sobre cuáles son las calidades y los orígenes de los miembros de la diplomacia colombiana. COLOMBIASCOPIO, fiel a la tradición ANACUPRO heredada de la escuela de blogs del maestro Patton, ha decidido echar un vistazo a los nombres que integran la plana mayor de las cincuenta embajadas de Colombia repartidas por los cuatro rincones del mundo.

Nuevamente, sin ser este un estudio exhaustivo, encontramos estos nombres que llamaron nuestra atención (y que seguramente llamarán la suya) porque se trata precisamente de la muestra de cómo las embajadas son en nuestro país un escampadero, un premio, unas vacaciones con todos los gastos pagos, más que una labor seria adelantada por funcionarios formados para ese fin y que han hecho todas las etapas de una carrera diplomática.

Nuestros nominados:

- El embajador que le debe el puesto al hijo: Fernando Cepeda, embajador en París y padre del magistrado Manuel José Cepeda quien revisó el texto que modificaba la Constitución para autorizar la reelección presidencial. Eso sí, este señor hace unos chistes buenísimos.

- El embajador que le debe el puesto al papá: Carlos José Holguín, embajador en Quito e hijo de Carlos Holguín Sardi... ¿se necesitan más explicaciones?

- El para-embajador: Luis Camilo Osorio, embajador en Mexico DF y ex Fiscal General de la Nación. Y mientras tanto por aqui lo andan investigando por supuestos nexos con paramilitares... ¡Qué miedo!

- El embajador con emisoras: Alvaro Pava Camelo, embajador en Lima y dueño de la cadena Super, también conocida por ser la tribuna desde donde Fernando Londoño lanza sus harengas. ¡Ah! También es conservador.

- El embajador asesor de imagen: Jaime Bermúdez, embajador de Buenos Aires y ex asesor de comunicaciones del presidente Uribe. Antes fue periodista.

- El embajador de camuflado: Rosso José Serrano, embajador en Viena y, según dicen, mejor policía del mundo. ¿En la Escuela General Santander enseñan diplomacia?

- El embajador lagarto: Carlos Moreno de Caro, embajador en Pretoria y payaso de vieja data.

- La embajadora vestier: Noemí Sanín, embajadora en Londres y mujer política que vive cambiándose según el sol que más caliente.

- El embajador de la Olímpica: Fuad Char, embajador en Lisboa y heredero de una fortuna política inmensa (eso al lenguaje de Don Uribe se traduce en voticos). También es heredero de los almacenes Olímpica y media Costa Caribe colombiana.

- El embajador del comercio ¿de votos en el congreso?: Sabas Pretelt, embajador en Roma y ex ministro del interior. Algunos dicen que anduvo por ahí ofreciendo dádivas por la reelección. Podría ser buen amigo de Berlusconi.

- El embajador del pequeño comercio: Juan Alfredo Pinto, embajador en Nueva Delhi y ex presidente del gremio de los pequeños comerciantes... que también representan "votiiicos hijitoos".

- La embajadora turística: Gina Benedetti, ex alcaldesa de Cartagena con título en administración de empresas turísticas. ¿Y la diplomacia dónde está?

- La embajadora de los bancos: Patricia Cárdenas, embajadora en Tokio y ex presidente de la Asobancaria. ¡Ya va en nivel 1.0 de japonés!

- El embajador misterio: Ventura Díaz, embajador en Kingston y fue gobernador del Atlántico.

- El embajador medio-ambiental: Tony Jozame, embajador en Brasilia. Llegó ahí después de un breve paso por el vice-ministerio de Vivienda. ¿Qué tienen que ver el uno con el otro? Pregunte en Casa de Cariño.

- La embajadora del Tunel: Claudia Blum, embajadora ante la ONU y ex presidenta del congreso. En sus tiempos libres recuerda cuando ejerció la sicología.

- El embajador libreteado: Camilo Ospina, embajador ante la OEA y ex secretario general de la presidencia, ex ministro de defensa. Algo muy bueno debió haber hecho para ocupar tantos cargos con el mismo jefe.

En otros países, los embajadores son personas que han seguido la carrera diplomática, una carrera que como la militar implica formación, experiencia, selección y ascensos graduales. Sin embargo, lo que descubre COLOMBIASCOPIO con la presente lista es que muchos de los que hoy son nuestros embajadores tienen experiencias gerenciales, administrativas dentro de organismos gubernamentales o privados, más no los conocimientos necesarios para adelantar las labores de un embajador.

¿Cuándo llegará el día en que nuestro cuerpo diplomático merezca ese nombre? Porque hasta ahora más parece que tuviéramos prótesis diplomáticas.

6 commentaires:

María Mercedes a dit…

Algunos de éstos "personajes" no tienen ni idea de lo que significa la diplomacia, la representación del país internacionalmente y las consecuencias que las malas gestiones, por desconocimiento como por falta de audavia, pueden conllevarnos.
Solo salvaría uno. Camilo Ospina. Tal vez porque lo conocí de cerca cuando fue ministro de defensa. Me parece que es un profesional cualificado para estar en la Oea y hacer valer los derechos del país. Recordemos la buena presentación que hizo en el episodio número ochenta mil del "enfrentamiento" entre Colombia y Ecuador, cuando muríó Raúl Reyes. Su intervención fue pulcra y facilitó la decisión de los miembros de la organización. Ha tenido una que otra palabrita inoportuna, algo que es muy raro de él, que siempre cuida hasta las respiraciones que hace. Con decirles que durante su ministerio duró casi 3 meses sin comparecer ante los medios..

doppiafila a dit…

Hola Juan Pablo, acabo de descrubir tu blog y me subscribi: hasta pronto! Saludos, Doppiafila

Juan Pablo Calvas a dit…

Maria Mercedes,
No debemos olvidar que el "discurso" de Camilo Ospina ante la OEA fue un texto preparado por Casa de Nariño entre Don Uribe, José O. y el canciller Araújo, entonces no se puede decir que la brillante defensa haya sido de Ospina, él simplemente se limitó a leer. Si quiere, podemos decir que es un buen tipo para declamar.

Hola Doppiafilia,
Bienvenida siempre a este Colombiascopio. Ya pasé por tu blog... bastante italiano, además. ¡¡Te seguiré observando!! ¡Saludos!

Oyerista a dit…

Juan, llegò la hora de elaborar un glosario para entender que significan en la cabezade Uribe palabras como: Diplomacia, Oposición, Política, crítica, etica, etc.. ¿Donde "embajadea" Gina Benedetti?, Jozame se tornó incomodo para las políticas ambientales y optaron por la salida diplomática. Gracias por el Update, el panorama ayuda a entender cositas.

Anonyme a dit…

Y aunque ya no están en ejercicio, nada mejor que agregar a Jorge Noriega y Salvador Arana.

Alguna vez leí que había una hermana del gordo García en Frankfurt.

Me imagino que con los consulados la lista debe crecer un montón.

Dios mío!

olu1 a dit…

Juan Pablo,

Excelente nota. Por seguir completando. A los colombianos se nos oculta quién esta en los cargos diplomaticos, una informacion publica en cualquier democracia del mundo.

Sabia que la (ex?) consejera cultural en Madrid, Adriana Mejia, es pariente de Dario Arizmendi? Que la mujer de Humberto de la Calle también tiene o tuvo cargo en Madrid? Etc etc.

Esta informacion es util para entender ciertas posiciones (o ciertos editoriales de, por ej. un Arizmendi o del sr de la Calle).

Lo animo a que sigamos en la tarea. Poco a poco iremos reconstruyendo la secreta distribucion de los cargos diplomaticos y podremos entender porqué Uribe no se cae y quiénes son los que lo sostienen y a costa de qué.

Un saludo,