lundi 8 décembre 2008

APUNTES VARIOS SOBRE LA NAVIDAD

No sé si sea que mi antiguo desprecio hacia la navidad esté flaqueando o que simplemente esta época también merezca algunos comentarios desde este COLOMBIASCOPIO. No voy a extender mi prosa, simplemente quiero lanzar unas cuantas reflexiones (que iré nutriendo con el tiempo) sobre esta temporada navideña en la capital de la república.

- ¿Qué pasó con la iluminación? Antes eran más las luces, más la decoración ofrecida por parte de la administración de esta ciudad. ¿Se acabó la plata? ¿O será que a Samuel "Sammy" Moreno no le gusta decorar ni la casa? Es raro, pero extraño hasta a los inmundos moños con los que Peñalosa decoró a la ciudad en su primer año de administración. Por cierto, ¿dónde estarán esos moños?

- ¡Hay villancicos nuevos! Eso descubrí al darme una pasada por el parque de la 93 (en horas del día, porque por la noche es imposible) y escuchar la música que sale de entre el follaje de los árboles que rodean al gigantezco pino navideño y al campo de cebada marca Bavaria. Pero resulta que estos villancicos nuevos tienen algo raro... no sé qué es... pero intentaré transcribir de manera inexacta lo que dicen: "Llega la navidad... es tiempo de disfrutar... en familia, con los amigos... Bavaria es navidad"... Vea pues, ya al pesebre no llega el divino niño, sino la divina águila (o poker o costeña, la que prefiera).

- Los señores del Centro Andino se dieron cuenta (finalmente) de que su nevada decoración era la cosa más poco práctica del mundo. Tenían que poner a cuatro señoras del aseo por plazoleta para barrer las bolitas de icopor que imitaban la nieve para placer de los niños y desaseo del centro comercial y los locales vecinos a estos corrales navideños. Este fin de semana el icopor se redujo a su mínima expresión y las señoras volvieron a sus labores normales: ahora sí hay papel higiénico en los baños.

1 commentaire:

Akira a dit…

1-Soy el clon del grinch, detesto la navidad, empezando porque el exceso de luces aumenta el consumo de energia y esto a su vez acelera el calentamiento global lo que podria reducir considerablemente mis dias de vida en la tierra.

2-Seguro Samuel esta ahorrando para pagar otro millonario estudio del metro y recortó el presupuesto navideño.

3-Por cierto, no comprendo como es que los niños que juegan tan placidamente con el unicornio del centro andino no se asustan con esa voz tan diabolica.
Me quedo con los arbolitos de las entradas.

Saludos.